Zoom me mintió, Zoom me dijo que encriptaba y no era verdad

Además, el veredicto local del S20 Ultra y cómo es que te echen junto a 200 compañeros de trabajo en una videoconferencia

Antes de avanzar con la entrega de hoy, quiero agradecerte por seguir leyendo futuros. Ya son tres meses y lo más valioso es que encuentres valor en la información que recibes en cada envío, y que permitas que sea señal más que ruido en tu casilla.

Hay planes para futuros en el futuro: uno era llegar a Instagram, lo que ya es una realidad y donde paulatinamente irá apareciendo contenido. Otro era abrir un grupo en Telegram… ¡al que me gustaría invitarte oficialmente! Como señalé desde un principio, la idea es ampliar este newsletter a una comunidad de lectores donde podamos compartir y discutir artículos, un buen podcast, noticias de última hora, ideas de pauta para incorporar al newsletter y más pero sin enviar 150 mails a la semana. Puedes suscribirte acá.

Unirme al grupo de Telegram de Futuros

Yo no sería tan duro con Zoom (si uso Facebook)

Según informó la compañía, pasó de tener 10 millones de usuarios diarios a alcanzar un pico de 200 millones de videollamadas por día. REUTERS/ Albert Gea

Que Elon Musk y la NASA prohibieron su uso poco después de que The Intercept y el NY Times encontraran que su encriptación punto-a-punto no era tal y que era fácil acceder a los datos en LinkedIn de cualquier usuario. Zoombombings a la orden del día que terminan, por ejemplo, con un neonazi infiltrado mostrando sus tatuajes de esváticas en plena clase en línea de un colegio, o un ataque antisemita coordinado en 8chan gracias a un software especializado para dejarse caer en cualquier reunión sin contraseña.

Si esperaban encontrar el mea culpa que nadie pidió de un analista de tecnología por recomendar una plataforma que hoy resulta facilista apuntar con el dedo, lo siento. Tal como escribieron Daniel Álvarez y Francisco Vera, concuerdo plenamente en que es imposible llorar sobre la leche derramada por los medios que pintan a Zoom como lo peor que pudo haberle pasado a la privacidad. Fue gracias a su poder de alcance que un servicio de videoconferencia para empresas es ahora de uso masivo; de acuerdo a cifras reveladas ayer, más de 200 millones de personas al mes la usan para trabajar, estudiar e incluso para pasarlo bien desde sus casas y en tiempo real.

Image

Resulta que en realidad todo es mucho más complejo que los titulares que he visto en medios chilenos durante las últimas 72 horas: después de que los canales de televisión se apoyaron en Zoom para tener entrevistados durante la cuarentena a costo cero sin exponer a sus equipos, y los diarios locales ganaran pageviews a raudales alabando sus ventajas y reporteando las diversas aplicaciones que usuarios, centros de estudio y hasta el Congreso le han dado, resulta que hoy es el tótem a sacrificar en un súbito interés mediático por el cómo las aplicaciones y plataformas digitales manejan la privacidad y los datos personales de quienes las utilizan.

¿Estaba preparado Zoom para esto? No, ni en sus proyecciones más optimistas, creo. Así piensa también su CEO, que en una carta abierta decidió congelar el desarrollo de sus funciones y enfocar a su equipo durante los próximos 90 días en robustecer la plataforma y la seguridad de la misma; una respuesta proactiva que llegó junto a parches y actualizaciones de software en menos de tres días desde que las vulnerabilidades se hicieran públicas, a diferencia de casos emblemáticos donde las disculpas y medidas llegan tarde, mal y nunca. Ese compromiso pesa más que una imagen viral que llama a pasarse a plataformas similares de código abierto, que a pesar de ello no es garantía absoluta de una comunicación digital inviolable.

Si de la nada comenzamos a pedirle a las plataformas higiene digital en los medios, perfecto: me parece fantástico y súper necesario… pero hagámonos cargo: ya que estamos en esa, cuando como usuarios logremos que se genere el mismo nivel de revuelo por cómo Facebook, Instagram y WhatsApp usan todo lo que hacemos en ellas diariamente para construir una sombra digital con nuestros datos (aunque no las usemos, usemos una o las usemos todas), y nuestra privacidad siga estando a muy buen precio al mejor postor para hacer microsegmentación publicitaria con fines lícitos o para mover la aguja de la opinión pública a conveniencia de unos pocos, me avisan. Los espero sentados.

Samsung S20 Ultra en buen chileno

Ayer se publicaron varios reviews locales del teléfono de bandera de la surcoreana. Mientras espero a que el día del níspero por la tarde abra un mall para pasar 5 minutos con un equipo de muestra (en realidad no), acá van las conclusiones de colegas que respeto y que pasaron tiempo extra con el nuevo smartphone.

«…Entiendo la justificación técnica detrás de esto. Si vemos la progresión de las fotos, claro que sorprende, claro que es un paso más adelante en la tecnología. ¿Pero de ahí a estar tan orgulloso de este zoom como para poner su nombre detrás del equipo? No lo sé. Como dije y pueden ver, hasta el [zoom de] 10x es bastante útil e impresionante, así que hay que aplaudir ese esfuerzo. Pero, ¿el resto? (…)» 

Samsung Galaxy S20 Ultra

«Con el último y más capaz procesador del mundo Android a bordo y 12 GB de RAM (…) todo corre perfecto, como nunca lo había hecho un móvil Samsung. No me entiendan mal, la gran mayoría tiene un altísimo rendimiento, pero la última versión de One UI junto con el hardware, más la pantalla a 120Hz hacen que la experiencia se asemeje a lo que muchos envidiaban de la competencia, en materia de rapidez y fluidez al menos. (…) De momento no existe tarea que no haya podido realizar con nota sobresaliente, y eso que probablemente no estamos en la versión final de software que los consumidores vean en marzo, cuando se lance el terminal. El futuro solo se ve más prometedor.»

El S20 Ultra arranca desde CLP$1.2 millones (USD$1.391), pero puedes conseguirlo por al menos CLP$300 mil menos, dependiendo en dónde (retail o telco) y cómo (trade-in o programa de renovación) lo compres.

Una oferta

Para complementar la guía de compras para teletrabajar en casa de la semana pasada, una excelente base de madera laminada para tu notebook o monitor con las 3B (en varios colores; la pueden fabricar a la medida si lo necesitas) en MercadoLibre: CLP$11.800.

Qué ha pasado y qué va a pasar

Y ahora, esto

Esta playlist tiene parte de lo que ha sonado mientras escribo futuros para pasar esta semana de confinamiento voluntario. Espero que la disfrutes.

Gracias por llegar hasta acá. Nos vemos en Telegram,
- ji