Tres canales oficiales de la señal pública chilena, incluyendo el de prensa, fueron eliminados