Teletrabajo o el experimento que nadie pidió

Del futuro a la realidad: lo importante de la nueva Ley, experiencias internacionales y una guía para armar tu oficina en casa

empty office

Entre cuarentenas absolutas, toques de queda y cordones sanitarios, teletrabajar hermanos míos, ya es verbo y no sustantivo. Para la gran mayoría — y me incluyo – tener un lugar apropiado para trabajar en casa no estaba en ningún plan a cortísimo plazo, y mientras más usamos videoconferencias y herramientas de colaboración para mantenernos activos, de igual forma han quedado al desnudo la fragilidad de la legislación local y de la capacidad de nuestra infraestructura de red.

Esta semana en futuros, un vistazo rápido a lo que (aceleradamente) viene a nivel legal, algunas experiencias en Chile e internacionales que vale la pena repasar, y una mini guía con lo necesario para crear un espacio sano de trabajo remoto en tu casa.

Aplaudan

Gracias, muchas gracias, Presidente: hay Ley de Teletrabajo en Chile en tiempo récord. ¿Qué significa? Lo resumí en el primer post del Instagram de futuros:

Hoy se aprobó la Ley de Teletrabajo. Esto es lo que tienes que saber: más detalles si te suscribes hoy a futurosnews.com 📨
March 24, 2020

Sigue a futuros en Instagram

Sin embargo, y a pesar de lo promisorio que parece todo — derecho a desconectarse mínimo 12 horas al día, responsabilidad del empleador de financiarte lo que necesites para trabajar, mismo sueldo y prestaciones sociales -, sigo manteniendo que teletrabajar es y seguirá siendo un privilegio de clase. En esa línea, vale la pena escuchar la conversación entre Recaredo Gálvez de la Fundación Sol, la ex subsecretaria de previsión social Jeannette Jara y Rayén Araya en Súbela Radio.

Cómo se hace aquí y en la quebrá del ají

Localmente, quienes han estado empujando este tema es el equipo de Fabián Acuña, que hace cinco años realiza en Valdivia 9punto5, la conferencia sobre trabajo a distancia en el Conosur. Este jueves 28 a las 17:00 (GMT -3) tendrán junto a Fabiola Sáenz de MITI y Leo Meyer de Innovarock un encuentro con el Subsecretario del Trabajo chileno, Fernando Arab. Puedes registrarte aquí (es vía Zoom).

Esta semana se aprobó en #Chile la ley de #TrabajoaDistancia y #Teletrabajo. Durante una hora hablaremos con el Subsecretario del Trabajo sobre las implicancias de esta nueva ley. #QuedateEnCasa #9punto5
Participa @fernando.arab @leomeyer.cl @saenzfabiola @miti.cl
Link en la bio
March 25, 2020

Recomiendo leer esta guía sobre modalidades de trabajo remoto que recalca que los “días de home office” no son realmente teletrabajo, y el post de Fabián que hace referencia a la falta de cultura en las empresas chilenas.

De afuera, quien tiene peso de sobra es Matt Mullenweg. Si no te suena: es el creador de WordPress, que en turno dio paso a Automattic — la compañía que maneja GoodReads, Tumblr, WooComerce, Simplenote y obvio, WordPress.com, que suma 409 millones de usuarios únicos y 20.000 millones de páginas vistas… al mes. Todo, con 1.170 empleados distribuidos por todo el mundo desde hace 5 años; si quieres saber como es vivirlo en primera persona, te recomiendo The Year Without Pants, el libro que resume la experiencia de Scott Berkun como miembro del equipo de soporte de WP.com.

Resultado de imagen para matt mullenweg laptop

Hace unos días, Mullenweg publicó en su blog una reflexión sobre la situación que estamos viviendo, y en realidad, ni él se imaginaba este panorama. Hay bastantes lecciones aprendidas de su equipo que vale la pena leer: por ejemplo cómo levantar una estrategia de trabajo remoto rápidamente; la importancia de la comunicación asíncrona, clara y el valor del archivo; un paso a paso para reuniones remotas efectivas.

Si quieres profundizar en más orientación y recursos, es bueno partir en el wiki que armó la app colaborativa Notion sobre trabajo remoto.

Trabajando en casa, like a boss

La foto de arriba es una proyección de cómo estoy haciendo esta edición: sólo me falta el fax. Más allá de eso, trabajar desde cualquier lugar que no sea tu puesto en la oficina generalmente involucra hacerlo mal, muy mal: lo más común es la pésima postura al sentarse y hacerlo en espacios que no ayudan a la concentración y la creatividad. Por eso, sólo si puedes, toma estos consejos para trabajar mejor en tu casa:

  • Búscate un lugar donde puedas estar tranquilx. Si no tienes acceso a una habitación a puerta cerrada, trata que sea en una esquina de tu casa que puedas aislar de alguna forma para ganar tranquilidad y privacidad.

  • Somos animales de costumbre: trata de armar tu espacio en casa con guiños a cómo lo tienes en la oficina, dejándote a mano los suministros que usas seguido y posicionándolos parecido para que se te haga cómodo estar ahí.

  • En la línea de lo anterior, créate una rutina. Levántate, toma desayuno, “entra” y “sal” del trabajo a una hora fija. Date tiempo para comer bien y a tus horas, y a establecer períodos para enfocarte y desconectarte. Asegúrate que tu entorno lo sepa y no tengas que contestar o retomar asuntos a deshoras.

  • Sobre los períodos de desconexión: párate del escritorio cada 1 hora. Si tienes la posibilidad de salir a tomar aire fresco y despejar tu cabeza, hazlo. No dejes de hablar con gente, cara a cara si vives con más personas, y virtualmente con tus grupos familiares y de compañeros de trabajo.

  • Ponle ojo a este video del Wall Street Journal donde un experto en ergonomía te explica cómo no hacerte pedazos la espalda al sentarte a trabajar:

Para que te vean y escuchen en una videoconferencia

  • Router Wi-Fi. Hablemos en serio: el de tu proveedor de Internet no es ni será tan bueno como un Archer C7 de TP-Link, excelente opción para mejorar cobertura y velocidad en tus dispositivos que puedan conectarse a redes Wi-Fi n/ac en la banda de 5 GHz; ideal que esté cerca de tu zona de trabajo, y tengas la posibilidad de conectarte por cable a él. Si sólo necesitas mejorar la señal en un punto de tu casa, te recomiendo el extensor RE200: es barato, tiene un puerto de red físico de 100Mbps, y te guía para que ganes estabilidad desde donde lo quieras enchufar.

  • Webcam. Seamos francos: la webcam de tu portátil seguro apesta. Es un sensor de no-tan-buena resolución dado a dejarte a contraluz, con pésimo balance de blancos, y más encima depende de un micrófono que seguro está al costado del ventilador de la CPU. En fin: la Logitech C902S cubre ese déficit con video Full HD (1920x1080) a 30 cuadros/segundo, sensor con autofoco y micrófono estéreo incorporado.

  • Audífonos con micrófono. El criterio fue buscar comodidad, concentración con cancelación de ruido (escuchando música, hablando por teléfono o en una videollamada) y que te escuchen bien, todo en un mismo equipo. Recomiendo el headset Jabra Evolve 65: tiene conexión Bluetooth dual (computador + teléfono al mismo tiempo) con traspaso automático entre ambos, y rango inalámbrico de 10 metros, entre otras gracias.

  • Software para reuniones online. Zoom no por nada se transformó en opción: es gratis, entre dos personas no hay límite de tiempo, y si es necesario sumar más invitados (hasta 100) tienen 40 minutos para ponerse de acuerdo entre todos. Funciona nativamente en Windows, Mac, 9 distros de Linux distintas, Android e iOS, y también en Chrome y Firefox. Ah, y como lo barato cuesta caro, le regala tus datos a Facebook, seas usuario activo o no (vía @claudio).

Para estar cómodx (y sentade) 8 horas al día

  • Silla ergonómica. Sentarse bien merece la mayor inversión. Las mejores sillas del mercado están fuera de presupuesto — la Gesture de Steelcase, o la Aeron de Herman Miller -, pero alternativas con respaldo lumbar apropiado para largas horas al día frente al escritorio hay: la Lady de Form Office, el sillón Network de Sur Diseño, o la recientemente lanzada silla gamer Spartan de Pegasum. Además, no olvides que por lo menos cada 1 hora deberías pararte de la silla, caminar y estirarte.

  • Mouse. Si bien durante años los periféricos de Microsoft fueron mis favoritos, no puedo evitar reconocer que Logitech siempre destaca por tener productos de altísima calidad. El ratón MX Anywhere 2S lo tiene todo: se conecta por USB o Bluetooth hasta con 3 dispositivos; tiene batería recargable que en una sola pasada da sobre dos meses de autonomía, y el tamaño perfecto para usarlo en cualquier parte y sobre (prácticamente) cualquier superficie.

  • Teclado. Tu elección debe ser cómoda al tipear, con una respuesta adecuada y a buen precio. Creo que el Logitech K380 te va a parecer familiar: está prácticamente en todas partes (¡hasta en supermercados!) y es MUY barato. Tiene teclas de memoria que permiten saltar entre 3 dispositivos distintos (computador/tablet/TV, incluso), y con dos pilas AAA aguanta DOS AÑOS de una.

  • Monitor. Lamentablemente en Chile los mejores monitores de 24’’ no llegan al mercado nacional, y los que están son carísimos. Sin embargo, este ASUS Full HD con tiempo de respuesta de 1ms está a CLP$110 mil.

  • Escritorio espacioso. La recomendación de Taller Franka (que están haciendo asesorías remotas en interiorismo, ojo) es este escritorio de AGM disponible en Homy, o este similar en Sur Diseño. Ambos cumplen con la regla de ser bonitos-pero-cómodos; ten en cuenta que tenga desde 75cm de alto y suficiente profundidad. También es importante que — en conjunto con tu ajuste de la silla - deje tus codos descansando sobre la mesa en ángulo recto (90º) al trabajar.

No es necesario, pero…

  • Impresora. Láser o nada: la Brother blanco y negro HL-L2360DW es puro rendimiento por su precio. Tiene puerto de red y Wi-Fi para enviar documentos desde tu computador o smartphone, y los tóner que usa (de 1.200 o 2.600 páginas) dejan entre CLP$27 y CLP$35 cada impresión.

  • Una planta de interior. Tu elección tiene que ser de bajo mantenimiento y poca necesidad de luz; me recomendaron zamioculcas, sansevieras, cactus, peperomias, pothos, singonios y calatheas (aunque estas últimas necesitan más cuidado).

  • Un trípode para webcam/teléfono con iluminación auxiliar. Este que encontré en MercadoLibre está buenísimo y vale CLP$20 mil con despacho rápido.

Espero que todo esto te sirva de algo. Lávate las manos y quédate en tu casa, por favor.
- ji