¿Te imaginai ser dueño de una startup, pero no poder sacar tus ganancias hasta que te jubiles?

Mejor me muero y lo heredo. Además, Secuoya se paseó a los Luksic; las nuevas bicis de Uber; CasaIdeas abrió su tienda online, y más.

Probé las bicis eléctricas de Uber porque seguramente no vas a poder hacerlo

O sea, no si a) no vives o trabajas en Las Condes; b) no pillas una de las 1.200 Jump que debutaron este lunes en esa comuna, y c) tampoco lo vas a poder hacer si no usas casco, porque en las tierras de Lavín pasan partes — de todas formas, es la Ley.

Son cómodas; pican cuando se lo pides; resultan más fáciles de bloquear y desbloquear que una Mobike; se sienten mejor construidas que las eléctricas de Scoot… Y — sorpresa - me salió más caro moverme en una Jump que usar UberX entre los puntos de inicio y fin de la prueba. Uber me cobró $1.950 por un viaje de 13 minutos y 2,7km de distancia en bicicleta eléctrica; devolverme al mismo punto en auto me hubiera salido $1.190, casi 40% menos.

En fin, ya están ahí para que las uses si quieres: es cosa de abrir la app (actualizada y en Las Condes, obvio) y listo. Este review no fue pagado y menos amparado por Uber. Hablando de revisar cosas, el próximo futuros será enteramente dedicado a reviews, con un punteo de lo que queda de semana para leer el finde. Sigamos, entonces.

El “dueño” del 13 no va a producir para Netflix en Chile ni hoy ni mañana

No, po’h. Ni idea en qué estaban pensando los Luksic cuando le compraron a Raúl Berdonés, CEO del grupo de comunicación Secuoya, que “estaban conversando con Netflix para que venga” a Chile. Si, eso está en papel. Y no, po’h, no va a pasar ná.

Lo que si va a pasar, de acuerdo a una entrevista con el DF, es una renovación tecnológica de los equipos técnicos que compraron por 10 millones de euros propiedad del 13, los que — históricamente - están encareciendo los costos de producción de lo que la ex estación católica hace y quiera hacer en el futuro en sus antiguos estudios… que también están en el paquete que se le vendió a Secuoya hace casi dos años.

Lo mencioné hace un par de semanas: somos un mercado muy chico y eso, para ningun player de contenido OTT de escala global, no es negocio. Hasta haberle vendido a Ángel González (dueño al mismo tiempo de Telecanal y La Red, aunque la Ley actual no lo permita), a Antena 3 o al Grupo Clarín parecen hoy un mejor deal para una familia controladora que no logra cuajar un proyecto de canal y que ha desperdiciado talento humano y técnico, incluyendo a su empleado más antiguo en el ocaso de su carrera, además de tirar a la basura el valor de sus 60 años de archivo, el mayor de la historia audiovisual chilena, administrados hoy por empleados externalizados de Secuoya.

Pero en Inés Matte Urrehollywood todo eso parece música. Por eso el domingo 16, el presidente del directorio de la cadena de los Luksic lloró a moco tendido en la página A2 de El Mercurio: Internet es malo — una causa que lleva 20 años en ese diario - y se tiró con citas a estudios incluidas contra las redes sociales, declarando, cual Arturo Prat de los medios, que “nuestra lucha (contra ellas) es desigual”; una arenga demasiado familiar con otro discurso alarmista que suena hace meses en la interna de otra cadena líder. Quizá este whitepaper de Facebook que propone que le resbale a las redes sociales la responsabilidad de lo que sus usuarios publican en ellas faltó en esa editorial, que parece pagada — pero no lo es.

De acuerdo a SimilarWeb, en 2019 el tercer sitio más visitado en Chile fue YouTube, con casi 220 millones de visitas mensuales y 12 minutos promedio por visita. Más abajo, en la 5ª posición, quedó su versión triple equis: XVideos, con 54 millones mensuales y 11 minutos por visitante (larga… la duración). Netflix está casi al final del top 10, con 32 millones/mes y 9 minutos y un poco más la visita. Ningún medio chileno ocupa algún lugar del podio.

Claramente, Jorge Salvatierra tiene razón en su columna: estamos castigando al mensajero… pero no solo al 13. Estamos castigando a un grupo de mensajeros sin propósito y que no logran conectar con las nuevas audiencias, que desconfían con razón de sus controladores, no tienen interés alguno en sus contenidos (solo quizá en Los 80, de la era UC y que estuvo al borde de no producir varias temporadas porque cada una costaba por lo bajo CLP$900 millones) y, peor aún, restringen cuándo y dónde podemos verlo. En fin.

Esta semana en el retail…

¿AFP financiando startups? 🙄

Hablando de AFPs, me topé el sábado con Andrés Meirovich, presidente del directorio de la Asociación Chilena de Venture Capital (capital de riesgo), diciendo muy suelto de cuerpo que “no puede ser” que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) “no estén en el mundo de los VCs”. ¿Da para enrabiarse? Por supuesto. Es 2020 y pasaron dos décadas y 14 días desde que Fernando Ávila — entonces gerente de la asociación que agrupa a las empresas de pensiones privadas- dijera en la página B1 de El Mercurio que los trabajadores chilenos que se pensionaban este año y habían cotizado desde el inicio del sistema lo harían con el 100% (o incluso más) de su sueldo.

Image

En fin. Meirovich representa a una asociación formada hace dos años por una docena de VCs locales, incluyendo a las incubadoras de la francesa Engie y Wayra, de Telefónica. De acuerdo a la entrevista, se formó una mesa con tres senadores (¿quienes? ¿de qué partidos? No aparece en el listado de reuniones del Senado) para trabajar en “la nueva política de financiamiento para PYMEs y startups” locales desde el próximo mes, como si no hubiera cosas más importantes que resolver en marzo y abril en este país. Además, fueron recibidos por el Ministro de Hacienda, Ignacio Briones (la audiencia no aparece en la plataforma de Ley del Lobby del Ministerio; Meirovich tampoco figura como sujeto activo en InfoLobby, ni en el último trimestre de 2019 ni en el actual).

Con respecto al rol que según el presidente del directorio de ACVC deberían tener las AFP y los family offices del 1% chilensis es bien de lejitos no más: crear un “fondo de fondos” gigante, con aportes de USD$20 millones por cabeza que no provoque el que, si la startup X fracasa, “al día siguiente salen reportajes en los medios, mostrando cómo la señora Juanita está perdiendo dinero en su jubilación. En el fondo, el gerente de inversiones no se va a quemar por una PYME”.

Linda tu visión, que incluye chuchoqueo político con quién sabe quién y más encima, por debajo de la mesa. Regio estupendo. Me recuerda al desorden del Vision Fund de Softbank que parece que lo que toca, lo quema. De eso puedes leer más en Businessweek.

¿Te gustaría ganarte un smartphone por leer futuros? De más que sí. Nos leemos el viernes, entonces, y te cuento en el especial de reviews.
- ji