La rebelión de Fortnite

Epic Games vigila su tormenta perfecta contra Apple y Google

Tal como en el exitazo multijugador de la desarrolladora estadounidense, en este battle royale solo uno tiene la chance de salir victorioso. Fortnite dejó de estar disponible tanto en la App Store de Apple como en Google Play a nivel mundial ayer, en una controversia con dimensiones aún desconocidas (en consecuencias y memes) que puede movilizar a los 350 millones de millennials y zetas que lo juegan.

Share

Adios loot boxes: Fortnite te muestra lo que hay dentro de la llama

¿Por qué sacaron a Fortnite de la App Store/Google Play?

Sin que Apple se diera cuenta, Epic Games inmiscuyó una pasarela de pago propia en la última versión de Fortnite para iOS, saltándose así el sistema que debes usar en dicha plataforma: la App Store, que corta el 30% de las ganancias que genera toda venta en las aplicaciones de su catálogo.

La acción fue parte clave del “mega drop” anunciado por Fortnite: los paVos (V-Ducks) — la moneda oficial de uso en el juego - bajaron un 20% de forma permanente; sin embargo, la baja se hizo efectiva sólo a través de la plataforma de Epic Games, como puedes ver en la siguiente captura de pantalla:

De elegir la pasarela de pago directo a Epic Games (disponible en Chile con pago en dólares), te lleva a un sitio web con la opción de pagar con tu tarjeta de crédito o cuenta de PayPal en el sistema propio de la compañía. La misma situación ocurrió en la última versión para Android, que hasta el jueves 13 en la tarde estuvo disponible en la Play Store de Google.


futuros sigue la intersección entre tecnología, economía y cultura en Latinoamérica y el mundo cada viernes. Suscríbete:

Share futuros


¿Lo de Fortnite no había pasado antes?

Las discrepancias entre Epic y las plataformas donde viven sus juegos no son nuevas.

Una misteriosa “desconfiguración” le permitió a los usuarios de PlayStation y Xbox jugar en línea unos contra otros en Fortnite en 2017 a pesar de la tozudez de Sony sobre el asunto, lo que dejó fuera en su momento a la Nintendo Switch tras el anuncio de su llegada a la plataforma en la E3 del año siguiente.

Ese gallito lo ganó Epic movilizando a sus usuarios: el crossplay ahora está presente en todas las plataformas.

Al menos por 18 meses, Fortnite en Android era descargable sólo desde el sitio web de su desarrollador. Play Protect, el sistema que “veta” las aplicaciones que son seguras de instalar, trataba al multijugador #1 del planeta como un malware instalado en millones de smartphones. Todo, porque Epic considera anticompetitivas las políticas de su tienda de apps, y se negaba a rendirse a los deseos de Google, hasta abril pasado.

#FreeFortnite y el “homenaje” a Tim Cook

Antes de las 4 de la tarde del jueves 13 llegó el aviso: al estilo del evento que congregó sobre 12 millones de usuarios en abril pasado para el lanzamiento de Astronomical, el disco de Travis Scott que debutó en el Party Mode del juego, Epic se lanzó desde un autobús con el ídem contra Apple, haciendo referencia a uno de sus spots icónicos:

Y de verdad, no se les fue ningún detalle. Ninguno:


Recuerda: siempre puedes responder este correo con tu opinión, sugerencias de temas o comentarios para futuros, y también puedes hacerlos sumándote a nuestro grupo en Telegram:

Entrar al grupo de Telegram


¿Por qué esto es importante?

Está claro que Epic es uno de los rivales fuertes en una pelea que tiene su tiempo. La compañía de Tim Sweeney está valorada sobre USD$17.000 millones, Sony acaba de invertir USD$250 millones por un 6% sin atarlos a nada, preparan el lanzamiento de la quinta iteración de su motor de gráficos Unrealusado incluso en The Mandalorian - y hay 350 millones de usuarios que jugaron sólo en abril de 2020 sobre 3.200 horas de Fortnite. Ah, y un 40% de sus acciones están en manos de la china Tencent, la dueña de WeChat.

La fortuna de Tim Sweeney de Epic Games superó a la de Gabe Newell ...

Entonces, digamos que este no es un enemigo cualquiera para Apple. Más allá de lo que haga Spotify, Telegram o la Comisión Europea, o los cachos en el hocico de Microsoft y Facebook de los últimos días tras el bloqueo en la App Store a sus aplicaciones de juego en la nube, aquí hay un factor clave: Epic está dando una batalla por lo que cree es justo poniéndose del lado de los consumidores y el ecosistema de desarrolladores, uno que en muchos casos no puede acceder a acuerdos privilegiados (como el que suscribió con Amazon) o pagar un juicio por competencia desleal como el que la casa de videojuegos emprendió ayer mismo por partida doble.

Puede que sea también una victoria pírrica, con múltiples pérdidas en lo legal y económico para todos los involucrados, pero con un cambio seguro en cómo el modelo actual de las dos tiendas de aplicaciones móviles dominantes cambiará para siempre la economía de Google, Apple y sus desarrolladores.

Ya, pero… ¿Mis hijes van a poder seguir jugando Fortnite en mi (su) teléfono?

Seguramente no han parado de hacerlo — y no lo harán, siempre y cuando no borren la app del equipo donde está instalada. En todo caso, si necesitas un iPad con Fortnite instalado, ya están a la venta en tu marketplace más cercano por USD$900 y más.


Gracias por recibir futuros. Puedes apoyar la cobertura de tecnología independiente invitándome un completo:

🌭 Invítame un completo