Hay un reality de influencers Z chilenos en YouTube, por qué nadie me avisó antes

11 adolescentes adictos a TikTok e Instagram sin sus teléfonos y en gira de estudios (pero grabada) en Brasil: ¿Qué podría malir sal? ¡Suscríbete a futuros y gánate un Moto e6 Play!

Tal como todo el mundo quiso en su minuto (y quiere aún) estar en Instagram, ahora no estar en TikTok — incluso si eres la vocera del gobierno - es quedar abajo de este “nuevo” “fenómeno”. Tratar de entender del todo qué es, cómo funciona, y mucho menos saber algo sobre el submundo de los influencers Z chilenos que viven en ambas redes es virtualmente imposible.

Una puerta que abrí para entrar a ese ecosistema fue la entrevista a los tiktokers locales Ignacia Antonia, Itay Vargas y Tati Fernández en la revista Sábado de El Mercurio del sábado 29 de febrero. Y la otra fue hacerle caso a los carteles que tapizan algunas áreas de Providencia y ver Camboriú Beach en YouTube, a ver qué pasaba. Y eso hice.

¿Qué harías con un premio millonario? 15 de febrero solo por YouTube - #CAMBORIUBEACH ...”El premio depende de ellos” 🇧🇷💵💰🙉🙊
February 3, 2020

Con un formato que sigue al pie de la letra el de los reality shows de Mega pero apretado en capítulos de media hora, Camboriú… se siente extrañamente familiar: la cadencia en las intervenciones de su conductor, la musicalización, las actividades para los participantes, el ritmo de la edición… hasta en los canjes y menciones comerciales que financian el programa —que sumó a LATAM, Assist Card y Fantasilandia, además de una agencia de viajes.

Aparte de los posters en la calle, su promoción vive exclusivamente en las redes donde también están sus protagonistas. Y es en este punto donde el show se siente fresco y extraño a la vez: el casting incluye a 11 influenciadores adolescentes, con un piso de 30 mil seguidores en Instagram y/o TikTok hacia arriba. Kelly y Martín encabezan la lista, con 300 y 414 mil seguidores en Instagram cada uno. Y ninguno aparenta superar los 20 años de edad.

Tal como en los reality shows que ¿aún? produce Vicuña Mackenna, hay un premio (hasta USD$15.000), tensiones, fiestas, relajo y oportunidades para pelarse guionadas por doquier; eso sí, sin polémicas duras ni consumo de alcohol. Es en el capítulo 4 — durante la ceremonia de “los condenados”, fotocopiada del Cara a Cara de Protagonistas de la Fama - donde la actriz a cargo de la actividad les pone un punto de inflexión real: honestamente, les dice que no tiene idea quiénes es esta “gente famosa” que está participando en el programa, y les pregunta a dos qué es serlo.

Martín se define como alguien que no es un “desaporte” (sic), y que él motiva al público que lo sigue a “hacer cosas buenas”. Luego, Facundo Guzmán se describe como alguien que “moviliza a gente a base de sus seguidores en Instagram u otras redes sociales”; él tiene 477 mil sólo en TikTok. Pero… ¿Cómo? Con “contenido entretenido, no sé si cosas buenas… pero (entregando) un método [sic] de entretención para las personas”.

El capítulo de estreno debutó el 15 de febrero pasado y suma 445 mil visualizaciones; el del domingo 1 de marzo lleva sobre 260 mil, y la premiere del capítulo 6 tuvo a más de 10.500 espectadores viéndolo y comentando en vivo. En total, el canal de Zap Networks — probablemente asociado a Insomnio Ideas, la productora de Francisco Pérez de Castro, el conductor del espacio - suma casi 1.8 millones de views en los últimos 30 días; las ganancias por publicidad en YouTube en ese período podrían llegar cerca de los USD$7 mil: sobre cinco millones y medio de pesos, de acuerdo a SocialBlade. Sin embargo, esta no es la primera vez para la productora y ZAP: Perdidos en Bariloche, estrenada hace un año atrás, combina a 4 influencersse repite Martín en el elenco - que participan de un viaje (digámoslo con todas sus letras: una gira de estudios en modo docurreality) a Bariloche.

Warhol dijo que en el futuro todos tendrían sus 15 minutos de fama: aquí, sus palabras se hacen más que patentes al mirar a los protagonistas de esta webserie. A diferencia de los rostros de la TV abierta, donde es la masividad en alcance de la señal abierta la que les da el piso para construirse como influenciadores dentro de ella y (por chorreo) en sus redes sociales, aquí son los protagonistas de Camboriú — perfectos desconocidos para oh nosotros, plebeyos millennials y boomers - los que generan orgánicamente ese alcance (queda pendiente auditarlos por followers falsos), identificación y sobre todo, interacción.

Un set de métricas positivas que los protagonistas saben generar (por algo están ahí) y que no se han dado ni se van a dar en la TV abierta, a pesar de los #hashtags en pantalla, el uso de social rooms y visualizaciones ostentosas como “estrategia”. Al menos no será así mientras sigan sin invertir en contenido original conectado a las audiencias, y una experiencia digital acompañante a la altura de las mismas; un buen ejemplo es el camino que recorrió Tinder cuando la aplicación de citas decidió lanzar su primera serie original e interactiva, Swipe Night, que debutó para sus usuarios a finales del año pasado y acaba de confirmar una segunda temporada.

Vivir con el miedo de que si será Netflix (spoiler: ya no) o Amazon quien va a quitarle el piso a un mercado de consumo de medios derechamente chico, con una audiencia envejecida y dominada (aún) por la oferta de TV abierta y pagada es irreal. Si no, miren los números de Bailando y lo anterior se explica solo.

La gira de estudios/reality web de 20 capítulos creada por Pérez de Castro funciona como un excelente ejercicio de content marketing, pero más allá de los rostros, parece no haber novedad en Camboriú…, y deja un sabor a oportunidad perdida; más aún cuando YouTube premia con views y $$$ a los creadores de contenido original. Hay suficiente tele abierta chilena para ver en YouTube: quienes están fuera de ella deberían ser los que propongan formatos y contenidos distintos y transformarse en una alternativa real para quienes eligen estar frente a una pantalla que hoy es más personal que nunca.

¡Suscríbete y te puedes ganar un Moto e6 Play!

Así es: súmate a futuros antes del viernes 23 de marzo y tienes la posibilidad de ganarte este smartphone sólo por recibirlo y leerlo (al menos una vez entre el 22 de febrero y la fecha del sorteo). Todos quienes ya leen este newsletter desde el 4 de febrero y han abierto al menos una vez el mail tienen el doble de chances en el sorteo. Si no estás suscritx, hazlo acá abajo:

Share

No corran: partió la preventa del S20

Resultado de imagen para s20 ultra

Si te interesa cambiar tu teléfono por lo último de Samsung, ya puedes reservar el tuyo en Chile. La versión más bacán y grande — la Ultra, de 6.9 pulgadas - arranca en CLP$1.2 millones y sólo cuesta 200 mil pesos chilenos saltar de 128 a 512GB de almacenamiento, expandibles a 1TB con tarjetas microSD. Mientras, la Plus cuesta desde CLP$950 mil, y puedes conseguir el S20 base de línea por CLP$800 mil. Todos vienen con una Led Cover de regalo, y en el caso del S20+ y el Ultra, se suma la nueva generación de los audífonos inalámbricos de la surcoreana. La venta oficial arranca el 16 de marzo.

La magia del orden (en tu smartphone)

Many people sort their apps by category, but organizing by color offers a joyful display every time you unlock your phone! Photo by certified KonMari Consultant @spark_joy_london.
March 4, 2020

Nada, Marie Kondo subió esto a su Instagram hoy y no sé que pensar.

Mañana: qué leer el finde

En la tarde del viernes recibirás un resumen ejecutivo del impacto del COVID-19 en la tecnología a nivel mundial; la movida primera semana de marzo para las startups latinas, y buenas lecturas para el sábado y domingo.

Hasta entonces,
-ji