El salvavidas de Facebook a los medios chilenos

Plata gratis del enemigo en pandemia. Además, por qué el boicot global de los avisadores es pura ganancia para la red social.

Facebook es la compañía que todos amamos odiar mientras usamos filtros en las historias de Instagram y nos comunicamos usando WhatsApp; ese sentimiento no es ajeno a la industria de medios chilena.

Guías editoriales en papel y órdenes verbales a periodistas piden un tratamiento poco favorable hacia los actores de la big tech a la hora de informar sobre ellos, especialmente cuando sus productos afectan directamente el alcance de audiencia de los medios tradicionales como diarios y la TV abierta. Las redes sociales son un enemigo invisible que se ha llevado injustamente millones de inversión pauta comercial antes destinada a esos soportes, que a su vez sienten que le proveen de contenido “gratis”.

A pesar de demonizarlos en la práctica, tanto Google y Facebook están convirtiéndose — ante el escape del avisaje tradicional – en los principales financistas de redacciones en Estados Unidos, y también en Latinoamérica. Y eso se hizo realidad este jueves en Chile.

Antes de eso, veamos qué está pasando con Mark Zuckerberg en el resto del mundo.

Ganar para perder para ganar

¿Se acabó el laissez-faire en la Web? Así parece. En una semana, Reddit cerró el foro donde se cocinó a fuego lento la armada digital de Donald Trump desde 2016; lo mismo hizo (aunque temporalmente) Twitch, propiedad de Amazon, suspendiendo de la plataforma de streaming a su cuenta de campaña. Pero Facebook sigue siendo tribuna de desinformación antivacunas-5G-COVID… y de Trump.

Billetera mata a galán y así lo hicieron sentir desde #StopHateForProfit, el grupo de presión que generó que casi mil medianos y grandes avisadores pausaran la inversión en la plataforma hasta que existan cambios reales con respecto a la incitación al odio y el racismo en Facebook.

Mark Zuckerberg, Facebook’s chief. He told advertisers last week that he would not back down on his position on free speech.

Sin embargo, esto es historia repetida. YouTube vivió lo mismo en 2017 y 2019; avisos financiaban a creadores de videos que incitaban al odio y contenidos infantiles tomados por anillos de pedofilia. El daño en ingresos para Google fue superior a USD$750 millones y PewDiePie lo calificó como adpocalypse, tras el cambio de las reglas de monetización de video en la plataforma para regular qué contenidos reciben dinero de las marcas. Meses antes, el hoy creador exclusivo de YouTube Gaming por un monto no informado había subido al menos 9 videos con contenido antisemita y con alusiones al nazismo.

Tras demostrar que era posible moderarse, la confianza volvió a YouTube, y los dólares de los avisadores también. Esto también va a pasar en el caso de Facebook, que lleva perdidos USD$7.000 millones en valor bursátil desde el inicio del boicot: a pesar de que la red social se haya abstenido en su momento de eliminar posteos del presidente estadounidense que fueron etiquetados por contenido en Twitter, o que Mark Zuckerberg anuncie lo mismo un mes después de decir que no puede ser un «árbitro de la verdad» en Fox News, las cosas no van a cambiar mucho. El mismo Zuck lo cree así.

Hoy, en ‘salvando a los medios chilenos’: Facebook

El periódico La Tercera y la cadena de televisión abierta Mega fueron seleccionados para recibir recursos del fondo que Facebook dispuso para dar apoyo a la mantención de recursos humanos y fomentar el desarrollo de productos de suscripción digitales en redacciones de la región durante la pandemia. Los montos otorgados oscilan entre CLP$8 a CLP$32 millones (USD$10.000 a 40.000).

A nivel mundial, entre Google y Facebook, serán cinco mil medios los beneficiados con USD$250 millones para apoyar sus operaciones editoriales y comerciales — esto último a través de créditos de inventario y costo cero de publicación en sus redes de publicidad online.

El Journalism Project de Zuckerberg ya dispuso USD$16 millones sólo en mayo; dos de ellos están destinados a medios latinos masivos y digitales de alcance nacional y local. En el caso del News Initiative de Google, más de mil redacciones en Sudamérica han recibido fondos de emergencia por COVID-19; en Chile, el diario La Discusión — propiedad de la Universidad de Concepción – fue beneficiado con recursos para «financiar las operaciones del equipo que trabaja por lograr una plataforma integrada radio-digital, desarrollando contenido informativo, interpretativo y de opinión en diversas áreas afectadas» por la pandemia.

La alianza con Facebook se renueva en el caso del canal de Vicuña Mackenna. Ya en 2018, el departamento de prensa de Mega fue beneficiado por un fondo de USD$25.000 y acceso a un programa de aceleración y estrategia de productos de video, el que fue destinado a producir un noticiero “vertical” para su emisión en los perfiles de Facebook e Instagram de Meganoticias, que debutó en abril de 2019; su última edición fue hace 6 semanas, quedando solo el boletín de medianoche Hora Cero emitiéndose en ese formato. Misma suerte corrió la inspiración de este formato en Estados Unidos: tras casi un año en Facebook Watch, Full Circle con Anderson Cooper sólo se emite en CNN.com; la inversión propia en contenido en más de dos docenas de medios norteamericanos y europeos para la plataforma llegó a USD$1.000 millones en 2018.

¿En qué consiste y cómo funciona el cambio? Comenta junto a @elpablistico en #MeganoticiasTrending #coronavirus
May 20, 2020

En el caso de La Tercera — que también participó en el programa de aceleración de 2018 pero no recibió fondos en esa ocasión - la apuesta es al branded content digital para suplir la caída en el avisaje. Verticales como Práctico y la serie web Así empieza (estrenada hace algunas semanas) son el resultado del trabajo del Laboratorio de Contenidos de Marca, la agencia interna que aúna a un equipo multidisciplinario de periodistas, diseñadores y creativos; CMPC, WOM, Claro y Huawei han desarrollado especiales y contenidos pagados en el sitio web y las páginas del diario a través de ella.


Gracias por leer futuros. Si te gusta lo que hago, valoraría mucho que me invitaras un completo para apoyar la edición de este newsletter en estos tiempos tan difíciles:

🌭 Invítame un completo

Recuerda: siempre puedes responder este correo con tu opinión, sugerencias de temas o comentarios, los que también puedes hacer sumándote al grupo de Telegram de futuros:

Entrar al grupo de Telegram


Los fondos de Facebook arriban al país en medio del desbande del ala operativa del área dramática, de producción y en las radios del multimedio de Bethia, que provocaron el despido de 142 personas esta semana, además del outsourcing definitivo de la realización de las telenovelas de Mega a Chilefilms y DDRío. En el diario de COPESA, la presión de los sindicatos frenó la suspensión de contratos — luego de comenzar el año con más de 50 profesionales despedidos de la empresa - al menos hasta octubre, reducción voluntaria de sueldos de por medio.

A pesar de ello, aún no hay números ni balance del modelo de suscripción digital que debutó hace poco más de un año en latercera.com. Por otro lado, Mega ganó sólo CLP$187 millones en 2019, y reportó pérdidas en el primer trimestre de 2020 por CLP$1.227 millones (USD$1,53 millones) después de años de balances con utilidades. Aunque escaso, este salvavida para las áreas digitales de ambos medios parece llegar en el momento justo.

En las empresas periodísticas chilenas quien pone la plata pone las reglas. Hasta hoy se le cuestiona a Mónica González — Premio Nacional de Periodismo y fundadora y directora de CIPERhaber recibido financiamiento de Álvaro Saieh, accionista controlador de COPESA, a pesar que la fundación que lidera se ha autoimpuesto estándares de transparencia superiores a los de la industria de medios local con respecto a sus donativos e ingresos por suscripción, y su independencia ha quedado demostrada con creces.

Preguntarse entonces por qué fondos del principal vehículo para la desinformación en el mundo y de la compañía que controla de facto el mercado publicitario digital pueden generosamente financiar a nuestros medios de comunicación locales sin transparencia sobre el destino de esos fondos, si ellos permitirán efectivamente asegurar la continuidad de periodistas en las redacciones y cómo esta donación afectará la cobertura que le darán a Facebook y Google en el futuro son todas interrogantes que deberían estar en pauta. ¿Seguirán siendo el enemigo? Veremos.

Leer

El grupo de Telegram de futuros está siempre activo con enlaces para discutir y noticias recientes; si quieres sumarte, hazlo aquí. Una selección de lo que hemos compartido va bajo estas líneas:

Para cerrar

Un video y una imagen impactantes:

¿Habías visto alguna vez las famosas torres de Estación Central desde arriba?
.
La foto es una captura de pantalla del video que es parte de "The Plot: Miracle and Mirage", proyecto de investigación con el que l@s arquitect@s @alejandra_celedon_arq @nicolas_stutzin y @_javiercorrea participaron en la Bienal de Arquitectura de Chicago en 2019.
.
En ese proyecto se habla (entra otras cosas) del decreto ley 420, de 1979, que liberó a Santiago de sus límites urbanos, haciendo que la ciudad fuera potencialmente ilimitada.
.
"En el territorio ampliado de la ciudad, no fue el Estado el que urbanizó, sino el sector privado o los propietarios. El resultado fue la creación de grandes zonas de vivienda sin medios de transporte ni infraestructura social para los ciudadanos", explican. Es decir, esa segregada y desigual ciudad que padecen hoy millones de santiaguinos.
July 3, 2020

Wow.

Nos leemos la próxima semana.

— ji